Archive for ebooks

Encuentro del Libro Digital en Bogotá 2010

Dentro de la Feria Internacional del Libro de Bogotá (Colombia) se ha celebrado el I Encuentro del Libro Digital durante los días 11, 12 y 13 de agosto, con conferencias en torno a las novedades que traen las nuevas tecnologías para el mundo el libro. He tenido la suerte de poder participar como ponente y presentar EntreLectores en una charla con título “Redes sociales de lectores: el poder de la recomendación” junto con Maria Jesús Rojas de Dosdoce.com.

Ha sido una gran experiencia para mí porque he podido conocer un poco más de cerca el sector editorial en Latinoamérica, además de la cantidad de nuevos contactos y amigos que me traigo. El encuentro ha estado muy bien organizado por la Cámara del Libro de Colombia y ha conseguido atraer como conferencistas a un buen número de gente interesante. La verdad es que el nivel ha sido muy alto y las ponencias de lo más inspiradoras. Algunos de los conferencistas fueron (casi nada):

El iPad permite leer libros, pero no es un ereader

La pantalla multitáctil del iPad

La pantalla multitáctil del iPad

Hoy toca hablar de lo mismo que todo el mundo, el iPad de Apple presentado ayer. Dejando a un lado que el producto está en su primera versión y que irá mejorando en los próximos meses, hay que aclarar qué es y qué no es. El iPad es un ordenador portátil de tamaño reducido con pantalla multitáctil. Hasta ahí, teniendo en cuenta lo bien que hace Apple sus productos, el iPad es un atractivo sustituto de los netbooks.

Pero es que el iPad también incluye una aplicación para leer libros, iBooks, que tiene una tienda online muy similar a la de iTunes. Esto convierte también al aparato en un posible sustituto del Kindle y demás dispositivos que sólo sirven para leer, porque permite hacer muchas más cosas, con una experiencia de usuario superior. Sin embargo, tiene una pega, la pantalla retroiluminada. Es verdad que Stanza, la aplicación de ebooks para iPhone más usada, tiene un notable éxito y que incluso yo mismo leo de vez en cuando en ella (o en Aldiko, su homólogo en Android). Pero para leerme Crimen y castigo de Dostoievski pues como que no, porque no quiero perder mis ojos antes de cumplir 50 años.

Aunque estoy convencido de que durante este 2010 van a ir apareciendo nuevos dispositivos basados en pantallas LCD con modo reflexivo de luz (Mirasol, Liquavista, PixelQi….) que van a revolucionar de verdad la forma en que leemos e interactuamos con los textos. Sea como sea, buenas noticias el aparato de Apple. Como ya pasó con el iPhone, va a hacer que los fabricantes se pongan las pilas y traten de competir con él. ¿Cuánto tiempo pasará hasta que veamos un aparato similar con Android?

Ref: New displays for e-readers Read all about it – The Economist

La batalla de las pantallas

Dispositivo de dos pantallas enTourage eDGe

Dispositivo de dos pantallas enTourage eDGe

Parece que ya estamos asistiendo al tan esperado boom de los lectores electrónicos. Todo aquel que me ha preguntado si debía hacerse con un ereader ha recibido por respuesta un “todavía no te lo compres”. Muchos fabricantes tienen en sus hornos nuevos dispositivos cociéndose y estos meses que vienen van a ir apareciendo.

Además, no queda claro cuál va a ser la mejor tecnología para el cacharro de lectura. ¿Tinta electrónica, pantallas mixtas, dos pantallas…? Como ejemplo de innovación, acaban de anunciar un nuevo aparato que contará con dos pantallas, una normal y otra de tinta electrónica, para que tengas tablet y ereader. Lo puedes ver en la web del fabricante enTourage eDGe.

¿Qué será más cómodo? ¿Tanta pantalla no consumirá mucha batería?

Comienza la batalla de las pantallas…

Todos hacia el ePub

De Mobipocket a ePub

De Mobipocket a ePub

Siguiendo el calendario más o menos previsto, los actores más importantes del sector del libro electrónico se van moviendo hacia el formato ePub, dejando atrás otros formatos anteriores y despreciando a Amazon con su formato propietario con DRM Mobipocket. Esta semana han anunciado iRex y Bookeen, los dos fabricantes destacados que soportaban el formato Mobipocket, que sus nuevos firmware soportarán ePub: iRex el miércoles y, para no ser menos, Bookeen el jueves.

¿Qué va a suceder con los que tenemos un dispositivo que soporta Mobipocket, debemos hacer la actualización de firmware? Pues depende, porque si haces la actualización ya no vas a poder leer los libros que tuvieras con el formato Mobipocket con DRM. Así que tienes que decidir, quedarte como estás, o perder los libros que tenías con DRM para poder acceder al formato que se está conviertiendo en estándar y en el que veremos salir seguramente los títulos comerciales en español, cuando a las editoriales les apetezca empezar a vender.

Aunque tampoco te hagas muchas ilusiones, seguramente los títulos salgan también con DRM (el de Adobe Digital Editions), que parece que no hemos aprendido nada. En cualquier caso, que por fin vayamos hacia un único formato en los libros electrónicos es de agradecer. En Bubok, por ejemplo, ya lo están ofreciendo, de momento en pruebas, en algunos de sus títulos.

El pirateo de contenidos no es lo importante

locked bookQue los usuarios descarguen de manera ilegal contenidos no es relevante. Lo único relevante es que los usuarios compren o no contenidos. Si los consumidores se gastan en media, pongamos por ejemplo, 30 euros al mes en comprar libros, eso es seguramente suficiente para mantener al sector editorial, independientemente de que la cantidad de descargas de contenido de manera ilícita (y sin retribución a los propietarios de los derechos) se produzca como fenómeno.

Es verdad que la gente puede dejar de comprar y optar en su lugar por descargar gratuitamente, pero creo que eso tiene más que ver con la oferta de contenidos que con la demanda. Cuando la música digital se fue haciendo una realidad en nuestro país, la ausencia de contenidos en formato mp3 de manera legal y sin complicaciones hizo que el público tuviera que recurrir a napster, edonkeys, emules y compañía. Yo no recuerdo que se descargara con una afán de conseguir las cosas sin pagar, simplemente no había otra opción. Y cuando ya los usuarios se han acostumbrado a una manera de conseguir contenidos, recuperar el mercado es complicado.

Cuando escucho en las charlas de la Feria del Libro sobre libros digitales hablar sobre DRM como condición sine qua non de la publicación por parte de las editoriales de sus títulos en formato electrónico, me pregunto si no es otro error añadido del que también se puede aprender de la industria musical. Un lector de libros digitales tendrá dos opciones: pagar en torno a 10 euros por un libro electrónico que no puede usar nada más que autorizando con su usuario y contraseña cada vez que lo quiera transferir a su dispositivo (en el caso de que exista el título que busca), o no pagar nada por un contenido que no le pone esa limitación. Los motivos que pueden llevar a pagar en el primer caso se ven ensombrecidos por la comparación.

Uno debería esperar un producto de más calidad, un producto mejor y con más ventajas, de aquel por el que está dispuesto a pagar. Pero el DRM es un incentivador del pirateo, más que una solución al mismo. Los que tienen grandes ganancias vendiendo música digital (Apple y su iTunes, Amazon) ya lo saben, y por eso venden sin DRM y les va la mar de bien.

No es mi intención ser polémico porque sí, sino exponer ideas en este momento de debate. Creo que el sector editorial tiene una oportunidad de oro para hacer las cosas bien e incluso salir fortalecido de la llegada de los libros electrónicos. Pero los pasos hacia atrás pueden perjudicar la evolución natural del mercado.

El futuro de la tinta electrónica: pantallas mixtas

Pantalla mixta de Pixel Qi

Pantalla mixta de Pixel Qi

O mucho me equivoco, o en un futuro no muy lejano empezaremos a ver dispositivos de libros electrónicos y portátiles que tengan pantallas mixtas que contengan tecnología de tinta electrónica (para leer como si fuera un libro normal y a plena luz del sol) con retroiluminación, para poder usar todo el poder del color y el movimiento de las pantallas tradicionales.

Una de las empresas que se dedican a esto, Pixel Qi, acaba de hacer una demostración de su prototipo de pantalla que esperan sacar este otoño.

Los dispositivos con estas pantallas mixtas van a poder servir de netbooks con función de lector de libros electrónicos. Algo que, sin duda, dará un empujón definitivo a los contenidos digitales para su lectura en cualquier contexto y sin cansar la vista.

Visto en SlashGear

La novela no va a desaparecer

El fin de la novela

El fin de la novela


Mucho tiempo llevo escuchando de boca de distintos actores del sector editorial que tienen miedo. Tienen miedo de que el negocio se hunda, como el de las tiendas de discos, los video clubs o los revelados de fotos. Dicen otros que los nuevos soportes digitales para los libros van a hacer que la concepción de la novela que tenemos hoy en día desaparezca y se escriban otro tipo de contenidos, más interactivos, con nuevas posibilidades.

Mi opinión es que ni lo uno ni lo otro. La novela como fuente de entretenimiento ha resistido a la aparición del cine, la música de masas, la televisión, internet, el cine en casa, los comics y tantas otras cosas. Y lo más curioso es que no parece que haya habido un efecto sustitución, sino más bien un efecto de complementariedad. Bien saben los libreros el tirón de ventas que supone que estén proyectando una película en los cines que tenga un homólogo en formato novela.

El poder de la narración es muy grande, además de sencillo y barato. No asistiremos seguramente al fin de la novela.